El 14 de febrero de 1947 los recientes egresados de Bioquímicos, de la Universidad Nacional de Córdoba , Carlos Cortés Álvarez M.P.:1 y de la Universidad Nacional de Rosario, José Viñes Eroles M.P.:2, decidieron reunirse y fundar un laboratorio que fue modelo y referente en la provincia: Nuestro “Instituto Bioquímico Cortes-Viñes”.
Muchos años han pasado, es improbable que aquellos profesionales hayan podido estimar en aquellos tiempos los grandes cambios que experimentaron las ciencias básicas (química y biología) al final del anterior siglo y comienzo de este. Lo que si es probable, es  que su intelecto y apertura de criterios lo hubiesen podido absorber y estar a la altura de las circunstancias.
El advenimiento de nuevos conocimientos y de nuevas tecnologías, nos hace, hoy mas que nunca, reconocer que todos nuestros conocimientos son transitorios. Que la actualización continua es inevitable. Darse cuenta de esto y seguir manteniendo el espíritu ético de nuestros fundadores es nuestro desafío.
La incorporación en 1994 de nuestro laboratorio a la red ALAC, asociación de laboratorios  de alta complejidad, nos permitió una inserción nacional. Compartiendo con Laboratorios de todo el país la búsqueda de la excelencia.
 Trabajamos a diario para consolidar un equipo de trabajo que se adecue constantemente a los requerimientos de la comunidad en que vivimos. Esperamos que nuestro esfuerzo sea un aporte beneficioso, que colabore al mantenimiento de una  población saludable. Este es nuestro principal objetivo.